miércoles, enero 14, 2015

El Arreón del Vago


Venciendo la pereza para escribir en este blog después de las fiestas me ha venido a la cabeza una conversación de hace unos días en el medico de dos tipos hablando del hijo de uno de ellos:

   "Que tal tu chaval.."

   "Un desastre"

   "¿Pero te ayuda?"

   "El otro día viene a la obra y se lía a tirar un tabique a patadas, que si no le agarro se le cae encima y lo mata, luego coge un martillo y empieza a darle a lo bestia como un poseso... a los 2 minutos que ya no puede mas, que tiene que hacer nosequé y se va"

   "El Arreón del Vago"


Entre los propósitos para este año me voy a poner la constancia... que si eres disperso tiene más mérito.