sábado, febrero 19, 2005

Susto o muerte


Este es el destino de los datos de los sistemas informáticos después de una catástrofe como el incendio del Windsor según la Gaceta de los Negocios de ayer. Parece que ha sido más susto que muerte aunque algunos como Deloitte han sufrido bastante. Se acababan de mudar al edificio hace dos meses y según me comenta un gerente estaban haciendo una migración y han perdido hasta los equipos portátiles y más allá de los datos y equipos están los enseres personales de los despachos que tienen que inventariar para el seguro. Ahora Deloitte vuelve a Torre Picasso, que está a tope con 4.000 personas y el 99% ocupado, así que no se donde habrán encontrado acomodo. Por cierto que en una de las plantas que ocupaba Deloitte, la 16 es donde en pleno incendio estaban las misteriosas personas que ha grabado un viedeoaficionado y que podéis ver en el mundo.es: